688 809 246 info@rescom.es

Cada año crece la prevalencia de las patologías crónicas en nuestro entorno. Y poco a poco crece la conciencia entre las personas que las padecen, o entre aquellas que les atienden y cuidad, de que es importante tomar las riendas de la propia salud y colaborar con los profesionales sanitarios en el manejo de la enfermedad y la prevención de las complicaciones asociadas a ella.

Con la enfermedad crónica viene aparejada la necesidad de modificar hábitos de vida para adaptarse a la nueva situación, un proceso generalmente complicado, marcado por sucesivos fracasos y que en la mayoría de los casos requiere de ayuda externa, ya sea de los seres más próximos, de otras personas con patologías crónicas, de profesionales de la salud o de toda ellas.

En esa línea, la consultoría de comunicación Rescom, Comunicación Responsable, ha desarrollado un programa formativo global llamado Rescare, Cuidado Responsable, conformado por diversas actividades sostenidas en el tiempo (talleres, jornadas prácticas, charlas, actividades intra y extra-hospitalarias), impartidas por personas con enfermedades crónicas. El objetivo final de este programa es el fomento de la co-responsabilidad paciente-médico en la gestión de diversas patologías de tipo crónico.

El hospital San Juan de Dios de Santurtzi ha decidido confiar a Rescom, Comunicación Responsable, la organización de dos talleres gratuitos para pacientes crónicos en sus instalaciones. Conocimiento básico de la enfermedad, de sus síntomas y de sus posibles complicaciones, adherencia al tratamiento y manejo de medicamentos, alimentación saludable, ejercicio físico razonable, comunicación con el entorno más próximo y con los profesionales sanitarios y diseño de un itinerario personal para el manejo futuro de la enfermedad son los pilares en los que se apoyan los citados talleres.

De esta manera, el hospital ha decidido ofrecer a sus pacientes apoyo para afrontar de una forma activa y responsable el cuidado de la propia salud, siempre en colaboración con sus profesionales sanitarios y convirtiéndose ambos en co-responsables en la gestión de la enfermedad, algo que necesariamente se traduce en beneficios para el paciente, para su entorno más cercano, para el centro hospitalario y para el sistema sanitario del que toda persona es parte.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail